Consejos para hacer fotografías bajo el agua

La fotografía acuática hasta hace poco, estaba al alcance de muy pocos, pero ahora con la evolución de la tecnología, todos podemos hacer fotos debajo del agua. Tanto si tenemos una cámara preparada para ello, como si nos compramos una carcasa para evitar que se nos estropee la cámara.
Por ello, siempre viene bien algunos consejos para que nuestras fotografías salgan con calidad óptima.

  • Para lograr que las gotitas/burbujas de un chapuzón se vean nítidas, sin movimiento, Lo que hacemos será usar una velocidad de obturación rápida en modo automático, y manualmente pondremos la ISO más alta. Otra opción también es escoger una apertura de diafragma lo suficientemente pequeña, como puede ser f/2.8, o incluso una tercera opción sería escoger una velocidad de obturación cercana a 1/1000 y seleccionar una ISO de 400.
  • Muchas veces al usar el flash debajo de agua, la foto se ve borrosa. Esto es debido a que el agua contiene muchos organismos semitransparentes, que con luz natural a penas se ven, pero que cuando se le aplica una luz adicional, hacen que las fotos pierdan esa belleza que queríamos. Por ello, en vez de usar una luz tan dura como la del flash de la cámara, te sugiero que disminuyas la abertura o aumentes el valor del ISO.
  • Para evitar que la lente frontal se ponga borrosa por la diferencia de temperatura, te aconsejo que cuando vayas a meter la cámara en la carcasa, lo hagas siempre en un lugar seco y limpio, además la cámara no debe de haber estado en un sitio frío, sino que debe tener una temperatura normal/ambiente. Además, es recomendable tener la pantalla LCD apagada, para evitar el calentamiento extra.
  • Para que las fotos no salgan con tonos azulados o verdosos, lo mejor es manipular el balance de blancos, incluso poner los modos “luz de día” o “luz fluorescentes”. Siempre y cuando no tengas ya el modo “underwater” que tienen algunas cámaras ya.

Finalmente, para la buena duración y mantenimiento de la carcasa, te aconsejo que la enjuagues con abundante agua fría, agua dulce. Y si has estado en el mar, lo mejor es dejarla unas horas a remojo, luego secarla con un paño limpio y suave para que no se raye.

Si no tienes cámara sumergible, en iLevante podrás conseguir una carcasa sumergible para poder empezar a hacer tus fotos bajo el agua.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *